Cuando mis hijas sean Bloggers

Cuando mis hijas sean Bloggers

martes, 19 de enero de 2016

Allí contigo

Hoy me he dado cuenta de que desde hace exactamente 1 año vivo mi vida "normal" con la salvedad de haber adquirido la capacidad de mantener una parte de mi mente y de mi corazón en otro plano; desde entonces miro al cielo diferente, desde entonces puedo realizar de forma inconsciente largos trayectos conduciendo en silencio y pensando... allí, donde de forma recurrente me consigo, allí arriba, despegada, elevada tal vez pero siempre con la misma sensación, con el corazón retorcido, con la garganta anudada, los ojos empañados y una pseudo sonrisa dibujada, que solo tras unas cuantas respiraciones profundas me devuelven a este plano, en el que la vida sigue transcurriendo, y del que sin darme cuenta con tanta facilidad me ausento por segundos, muchas, muchas veces al día. Y es que desde hace 1 año tengo una amiga menos en la tierra, la más pequeña que he tenido, pero a la vez la más grande, la que nunca me defraudó, la que nunca olvidó un cumpleaños, la que nunca dijo que no, a fiestas, diligencias, favores, playa, a estar en casa sin hacer nada o en la clínica a esperar la llegada de Jimena, con la que la risa o el llanto estaban asegurados, a veces a la misma vez, la dueña en sociedad conmigo de tantos tantísimos recuerdos, la de la familia bonita, la de los ojos soñados, la que me ha enseñado que la amistad trasciende al tiempo y al espacio, la que aun después de su desaparición física me sigue demostrando su presencia y me sigue sacando lágrimas y sonrisas, LA PULGA, la querida, gigante e inolvidable Pulga. Fuiste, eres y serás algo hermoso en mi vida, que compartí, comparto y compartiré....cuando mis hijas sean Bloggers.

jueves, 1 de octubre de 2015

En la piscina pequeña

Mi experiencia como bimadre observadora me ha demostrado que pocos indicadores de conducta son tan fiables como lo que sucede en una piscina de niños, cada tarde veo escenas entre padres e hijos que dejan al descubierto ( negativamente las mayoría  de las veces) el resultado de como educamos a nuestros peques. La escena más repetida, que también he protagonizado yo más de una vez,  porque aquí no intento engañar a nadie, es la de los padres girar la mirada a un punto perdido luego de ver a sus hijos arrancar un juguete ajeno o tomar la justicia por sus manos ( literal) cuando tirarse primero por el tobogán es la meta. Están los padres que aprovechan ese momento para hacer vida social y hablan y se ríen a carcajadas al rededor de la piscina pero en un acto casi inconsciente y repetitivo voltean para gritar a los hijos "Jorgeeee nos vamos" a lo q el hijo responde con un inmediato chapuzón y ellos a su vez con la continuación del cuento que se interrumpe cíclicamente cada ciertos minutos para recordarle a Jorge que cuando mamá dice vámonos se hunda en la piscina. Otros de forma más hábil sacan la bolsa de gominolas para invitar a los hijos a salirse de aquella forma tan dulce ( funciona casi siempre)... Pero hoy estaba un padre dentro de la piscina, y se acerca una abuela a decirle " señor, ve a ese niño que tiene al lado? Cójalo de los pelos y sáquelo del agua" a lo que todos los padres respondimos con una carcajada inmediata, el niño quedo estupefacto ( pero no salía del agua) y la abuela solo tuvo q hacer el gesto de desabrocharse la sandalia para q el nieto saliera aunque arrastrándose hasta sus pies. Cosas interesantes de la maternidad que tal vez no me acuerde de contarles cuando mis hijas sean Bloggers.

jueves, 30 de julio de 2015

Sobre la comunión

Jimena: Mamá, porque yo no puedo hacer la comunión ?
Yo: ( silencio de algunos segundos) tu sabes lo que es la Primera Comunión?
Jimena: Mmm una fiesta con vestidos largos que están haciendo mis amigas pero que ustedes no quieren que yo haga.
Yo: No Jimena, no se trata de eso, ni la comunión es una fiesta, ni nosotros no queremos que la hagas, queremos que el hacer la comunión sea una decisión tuya, cuando sepas lo que realmente es. Hacer la comunión significa dar un paso hacia la iglesia como institución, que a nuestro parecer no tiene que ver con la fe en Dios.
Jimena: Tu la hiciste?
Yo: Si mi amor, yo estudié en un colegio de monjas y era obligatorio hacerla.
Jimena: Y no te gustó?
Yo: Si claro, pero creo que comprendí muchos años después lo que realmente era, a los 10 años, pensaba más o menos como tu.... en la fiesta y el vestido ( que no fue tal, pero eso sería otra entrada).
Jimena: Y que se hace en la comunión?
Yo: La Primera Comunión es una misa, en la que los niños y niñas por primera vez comulgan, comulgar quiere decir recibir la "ostia" que representa el cuerpo de Cristo, es recordar que Jesús murió por defender sus ideales (la iglesia dice que por todos nosotros), y para eso según la iglesia debes confesarte con un cura, quien decide que debes hacer, cuales oraciones debes rezar, para que Dios perdone tus pecados.
Jimena: Y cuales son mis pecados?
Yo: Ninguno mi amor, a tu edad no hay pecados.
Jimena: y entonces?
Yo: (deseando que algo interrumpiera la conversación)..... Jime, en este país, esa preparación consiste en asistir a clases 3 años cada fin de semana e ir a misa los domingos.
Jimena: Queeeeeeee???? que vaaaa ni loca lo hago.

                                                                            FIN

miércoles, 6 de mayo de 2015

Los jefes

Un jefe es aquel individuo de sexo Masculino, Femenino o indeterminado que jerárquicamente se encuentra por encima de ti en un organigrama. La definición deberia incluir que debe tener una preparación superior a la tuya y que debe ser portador de otros dotes  como habilidad, capacidad de liderazgo, comunicación...entre otros. La verdad es que los hay de muchos tipos, tantos como empleados diría yo, porque como en la mayoría de las cosas, el jefe tiene o puede tener una definición distinta según quien la aporte. Todo esto lo escribo para contarles que con los jefes se pueden tener afinidades o desacuerdos, a diario, a menudo o de forma puntual, pero que en un altísimo porcentaje de los casos...Es el jefe ( no el cliente) el que tiene la razón.  En estos días ( frase que aplico para referirme a un periodo de tiempo que varía de una semana a dos años aproximadamente) estaba en una reunión y escuché como frase introductoria por parte de uno de los protagonistas de esta entrada ( un jefe) " lo primero es que tenemos que estar agradecidos con la empresa que nos da de comer" de forma casi automática, me imaginé a todos mis compañeros de trabajo en una fila tipo comedor social, o en la fila para recibir al cuerpo de Cristo, acto seguido ya inconscientemente molesta pensé "claro con el sueldo que gana este yo también estaría agradecida"... Y así luego de varios escenarios y conclusiones poco objetivas pensé: Agradecida? Ciertamente es una virtud, con la empresa? Bueno si, pero es que la empresa no me regala nada, yo trabajo y recibo un salario a cambio de lo que hago, por darme de comer????? Solo faltaría que con mi trabajo no pudiera comer... La reunión ha terminado y yo concluyo:  este puede ser un buen tema para cuando mis hijas sean Bloggers.


sábado, 1 de noviembre de 2014

Una familia "operativa"

Desde que tengo uso de razón recuerdo escuchar en mi familia (materna)  "hay que hacer un operativo para esto o para aquello" eso aplicado a una fiesta de cumpleaños, alguna enfermedad repentina, unas vacaciones o hasta al pago de alguna matrícula universitaria, tíos, tías, primos, ti@s abuel@s, ti@s politic@s y todo aquel que formara parte de la familia entraba en el operativo para cualquiera que fuera el fin . Desde hace casi una década esa gran familia se ha dividido geográficamente, lo que nos ha obligado a perdernos muchos momentos: nacimientos, muertes, Navidades y otro tipo de celebraciones ( en otro momento escribiré porque las muertes entran en la misma clasificación)  y de forma inevitable el contacto y la comunicación diaria se va resumiendo a grado de consanguinidad más cercano, por aquello del tiempo que a todos nos falta. Gracias al Whatsapp y a la iniciativa de uno de los primos (Frosky), nos hemos vuelto a reunir 3 generaciones en un chat en el que día a día brotan noticias, saludos, bendiciones, chistes, fotos  y alguna novedad que nunca falta... En estos días la novedad fue que se necesitaban no se cuántas botellas de Sol. Fisiológica de 3 litros cada una para la operación de una de las primitas que por ser menor de 10 años yo al menos no conocía personalmente, enseguida pensé como enviar algo tan pesado por correos, le escribí entonces a una prima segunda (Yura) que me dijo que su marido salía de viaje en dos días a nuestra ciudad natal, contacté entonces al marido de una prima hermana (Yeye), ya que en dos días no me daba tiempo a mi enviarlo, para que se encargara de conseguirlas y encontraran ellos para la entrega, en vista del poco tiempo con el que contábamos salió al encuentro de 3 de las esperadas botellas la hija de los primos segundos, para entregarlas a su padre (Pedro) antes de coger el avión, en fin...las botellas llegaron a su destino, mientras que en otro lado del mundo se desplegaba el mismo "operativo" para completar el pedido necesario. Cuando en el chat llovían los agradecimientos y los corazones,  me di cuanta de que era necesario dejar por escrito que la magia de ser una familia desconoce la distancia, el tiempo y los obstáculos ... Lección de oro para "cuando mis hijas sean Bloggers". 

viernes, 31 de enero de 2014

Felicidad

Cuando empecé esta aventura bloggera pensé que sería más fácil, es decir, que escribiría más a menudo, en vista de haber pasado 5 meses desde la última vez... Esta claro que no lo ha sido. Tengo mil cosas que decirles, pero me apetece hablarles de la "FELICIDAD" tal vez porque a medida que pasa el tiempo e inevitablemente se atesoran responsabilidades, vivencias y aprendizajes, la vida se va llenando de normas, obligaciones y deberes, muchos de ellos llenos o acompañados de otros ingredientes como el éxito, la estabilidad económica, el reconocimiento profesional. El tema está en que se nos llenan los días de "tengo que...", "hoy sin falta debo...", "me toca..."  Y en la misma proporción escasean los "me apetece hacer...", "me encanta cuando...", "cómo he disfrutado de..." Darles una receta ahora para evitar que esto os pase no puedo hacerlo, sólo espero poder ser partícipe de sus vidas y poder colaborar en que a la edad que tengan, si de forma inesperada, alguien les pregunta si son felices, puedan contestar que si!!! Alto y claro, sin titubeos, sin pensarlo, sin mirar hacia un lado para encontrar la respuesta.

A mi me ha sido muy fácil ser feliz: tengo salud, tengo a la madre que tengo ( y tuve al padre que tuve), estudié y me gradúe en lo que quise, tengo al esposo que amo, vivo en el lugar que elegí, quiero a muchas personas (y me siento querida) y por encima de todo las tengo a ustedes! A ver si de aquí a allá nos venden la felicidad en cajas... Que la voy encargando desde ya para "Cuando mis hijas sean bloggers" 


miércoles, 28 de agosto de 2013

31 años y 31 menjurjes

Lo primero al levantarme, quitarme los retenedores, lavarlos con su cepillo de dientes especial y jabón neutro (1), luego cepillarme como todo mortal (2), darme una ducha, lo típico, Champú (3), crema para el pelo (4), jabón para el cuerpo (5), el exfoliante y el jabón de la cara (6) y (7), por lo general algún otro jabón líquido perfumado (8), generalmente el del perfume que esté usando. Al salir de la ducha, como todos o mejor dicho como deberíamos hacer todos, desodorante (9), bastoncillos o Q-tips o aplicadores, como les llamen, que aunque se y réquete se que no debería, no puedo dejar de usarlos, de hecho me limpio los oídos mas o menos hasta que me sale una lágrima por el ojo respectivo (10), luego a ocuparse de la cara: tónico (11) y protector solar (12), vamos ahora con el cuerpo: crema humectante que realmente uso en las piernas (13), crema anticelulitis con su respectivo masaje en cara posterior de muslos, glúteos y abdomen (14),  y luego la crema del perfume que este usando para los brazos (15), volvemos a la cara una vez que se ha absorbido el protector solar, la crema BB,  la base, o lo que este usando en el momento, pero siempre algo (16), tinte de labios (un producto de sephora que compre hace 1 año aprox. de forma compulsiva y que ahora no me queda más que usarlo) (17), vestirme, perfume en cantidades bondadosas (lo amo) (18),  luego normalmente cuando ya he logrado salir de casa, el maquillaje: pore minimazer (19), tapa-ojeras (20), brillo de labios (21) y si puedo o me acuerdo un poco de delineador (22) y máscara de pestañas transparente (23). A medio día al salir del trabajo, si me toca llevar a Jimena a natación, como no, me refuerzo el protector solar (12-B). Antes de dormir y para no volver a sumar algunos de los productos que se repiten de la mañana, solo voy a agregar el sérum (24), crema para el contorno de ojos (25), crema antimanchas para las manchas evidentemente (26) y la hidratante de noche para el resto de la cara (27)...ah el cepillado del medio día y de la noche lleva hilo dental (28) y "listerine" (29). Ya cuando logro acostarme por lo general salto de la cama porque he olvidado tomarme "la pastilla" (30) y por lo general la crema para los talones (31). Evidentemente, antes de dormir los pasos del 1 al 9 se repiten, pero si los sumo no me da una cifra que sea capaz de soportar.

No se que me sorprende más, si el hecho de ser capaz de haber comprado tantos "potes", el hecho de usarlos o el hecho de que aparte de eso, quepa en un día cualquiera de mi vida: hacer desayuno, preparar a Jimena para el cole, preparar el biberón de Julieta y cambiarle el pañal (con su respectiva lavada de culete), ir al trabajo...y trabajar, buscar a Jimena al cole, llevarla a las actividades, comprar algo si hace falta en casa, hacer deberes, hacer y dar la cena, acostar a las peques, preparar el almuerzo del día siguiente, el potaje de Julieta, hacer ejercicios (que puede ser correr por la mañana antes del trabajo si el hombre de la casa toma las riendas de la mañana o hacer cualquier cosa en casa a altas horas de la noche cuando termino los quehaceres inevitables), hacer alguna tarea más del hogar, regar las plantas por ejemplo, si al pariente le toca trabajar de tarde y no ha podido acompañarme en las aventuras vespertinas, esperarlo despierta para contarnos como ha sido nuestro día...y como si fuera poco mantener al día el Instagram, contestar a los grupos varios del WhatsApp, pasar algún nivel de Candy crush...y ahora y de vez en cuando, escribir lo que se ocurra para "cuando mis hijas sean Bloggers".